La interconexión del uno al otro

La interconexión del uno al otro

Muchos de nosotros probablemente estamos trabajando desde casa en este momento o estamos revisando información en las redes para tratar de encontrar respuestas a hechos que nos tienen confundidos.

La-interconexión-del-uno-al-otro-COLEGIATURA

Probablemente la vida diaria y las rutinas están bastante alteradas o están a punto de alterarse y estamos viviendo en un estado de frenetismo. Para personas como nosotros, es imposible vivir los primeros meses de 2020 sin reflexionar sobre todo lo que está ocurriendo. Me refiero a las formas en que pensamos sobre el pasado, nuestros intentos de vislumbrar el futuro y definir hacia dónde debemos ir. Los eventos que actualmente dominan nuestra agenda noticiosa no tienen precedentes en la vida de la mayoría de nosotros. A medida que miles de millones de personas en todo el mundo se esfuerzan por procesar el impacto de Covid-19 y la manera cómo va a generar cambios profundos, los gobiernos definen sus propias acciones, tan radicales como las de Reino Unido, que ha decidido una estrategia atípica de inmunidad colectiva o, por otra parte, el cierre de las fronteras o medidas de cuarentena, que nos lleva incluso a percibir discriminación, todo para evitar que ingrese el virus y se propague, pues como está claramente documentado se colapsarían los sistemas de salud, como está pasando en diferentes partes del mundo. 

Entonces, ¿qué nos dice el coronavirus sobre la naturaleza de los asuntos humanos y nuestros intentos por conocer el futuro?, una frase común por estos días es, “nadie vio venir y nos tomó por sorpresa”. A pesar de que las epidemias de SARS y H1N1 mucho más pequeñas de 2002 y 2009, respectivamente, dejaron en claro la posibilidad de un evento similar pero más grave. Bill Gates en 2018 advirtió: “hay una probabilidad significativa de que ocurra una pandemia grande y letal en nuestros días”. Por supuesto también aparecen las múltiples teorías conspiracionistas.

En nuestra lucha por construir un hogar mejor para nosotros, hemos creado un único sistema mundial diferente a todo lo que ha existido antes. Si la libertad era el valor en el corazón de nuestro sistema socioeconómico en el siglo XX, entonces hoy debemos construir un nuevo sistema que aborde el hecho central de este nuevo mundo: la interconexión, el mundo en red.


Es cada vez más claro que la interconexión global, y la abrumadora complejidad a la que da lugar, es el desafío central de las próximas décadas. Hoy, una crisis económica, una interrupción de la cadena de suministro o un brote viral en una parte del mundo tiene consecuencias de efecto de dominio casi instantáneas para todo el sistema.

Debemos construir modos sociales y políticos de estar centrados en estos desafíos. Modos de ser que nos permiten permanecer abiertos a los increíbles beneficios de la interconexión global, mientras hacemos más para protegernos de los daños. Eso significa un nuevo pensamiento sobre cómo el ciudadano individual se relaciona con el colectivo, y cómo lo local se relaciona con lo global.

Sí, debemos preservar la herencia que nos ha legado la democracia liberal: libertad, tolerancia, dignidad del individuo. Pero también debemos reconocer que el individualismo desinhibido, y la fantasía de un sistema global sin fronteras, nos expone a nuevos peligros y no concuerda con la forma en que la mayoría de las personas entiende sus propias vidas.

Estos cambios deberán comenzar con una simple reafirmación de nosotros mismos. Es decir, un recordatorio de que los sistemas sociales y económicos que construimos están ahí para servirnos, no al revés. Dentro de la complejidad que ahora habitamos, debemos encontrar nuevas formas de regresar el uno al otro. Nuevas formas de priorizar a los que nos rodean por encima de la pantalla del teléfono, del portal de noticias, el precio de la acción, de la compra compulsiva.

Podemos hacerlo; debemos. Después de todo, al final el uno al otro es todo lo que tenemos.

Oscar Enrique Hernández Becerra
Jefe Laboratorio Creatividad Prospectiva para la Innovación en Colegiatura

ENTRADAS RECIENTES

Plataforma Otro Sabor

Desde el pescado guisado…hasta los frijoles antioqueños

Visitar el barrio Moravia en el norte de Medellín y detenernos en su historia y sus memorias, nos permite entender un territorio que ha resistido y permanece desde la transformación social y humana partiendo del reconocer en el su pluralidad y diversidad su potencia como territorio, como barrio y como vecindad.

Continuar leyendo »
Escuela del Pensamiento Creativo

Algunas razones por las que los sueños no se hacen realidad

Los sueños son ese impulso inconsciente a veces o en ocasiones muy consciente que nos llevan a hacer posible eso imposible, a creer para crear, a dar lo mejor de nosotros para que se cumpla y a proyectarnos desde el bienestar físico, intelectual y espiritual que queremos, porque todo en la vida es, lo que uno se permite pensar y donde se permite estar.

Continuar leyendo »
Contextos Interculturales

Para: La Colombia de 2025

Hoy escribo con dolor inmenso, un dolor que me ha llevado por diferentes etapas; asombro, rabia, tristeza e impotencia. Por muchos años me han enseñado a estar orgullosa del país en el que vivo,

Continuar leyendo »