Para: La Colombia de 2025

Para: La Colombia de 2025

A quien pueda interesar,

Hoy escribo con dolor inmenso, un dolor que me ha llevado por diferentes etapas; asombro, rabia, tristeza e impotencia. Por muchos años me han enseñado a estar orgullosa del país en el que vivo, a que valore su diversidad, la alegría que abunda en sus habitantes, sus hermosos territorios…pero no me enseñaron a profundidad lo que había que poner en duda. La venenosa corrupción, la tóxica mermelada, el clasismo y la discriminación, se han visto ocultados por “lo positivo”.

Y sí, Colombia es un país precioso y lo valoro mucho; pero ¿De qué nos sirve eso cuando el gobierno apoya más las prácticas que destruyen el ecosistema como la minería, el fracking y el glifosato? ¿De qué nos sirve eso cuando a las poblaciones originarias del territorio se les trata como intrusos? ¿De qué nos sirve eso si cuando la gente siente la necesidad de expresarse, el gobierno los calla a punta de balas? ¿De qué nos sirve eso cuando los medios eligen favorecer a los mismos que perjudican al pueblo?

Es cierto que no nos podemos dejar definir por las cosas negativas, pero lastimosamente el país en el que nací, está tan infectado de eso que no podemos simplemente dejarlo pasar. En el 2025 realmente quiero ver un avance, deseo inmensamente que los que gobiernen el país no sean adictos al dinero con falta de empatía. Deseo que podamos manifestarnos y expresarnos con libertad, sin miedo a morir en el intento en manos de la fuerza pública y el gobierno. Deseo que el patriarcado deje de imponernos a nosotras las mujeres conductas y comportamientos que destruyen nuestra vida.

4 años no son nada para pedir un cambio extremo, pero al menos quisiera ver un progreso. Y sé, que eso lo debemos hacer todos juntos. Los corruptos adictos al dinero no van a despertar un día con la mentalidad cambiada, así de la nada. Somos los ciudadanos, quienes hemos sido testigos del sufrimiento del país, quienes tenemos como tarea exigir un cambio y reformar el país desde la raíz. Estoy muy orgullosa de quienes han abierto sus ojos y han hecho lo que está en sus manos para construir un mejor país. Este es solo el comienzo, va a ser duro y tomará tiempo; pero si todos nos unimos, veo un futuro.

 

Daniela Rey

Respuesta a Daniela

Daniela, tal y como tú lo expresas en tu escrito: “Lo debemos hacer todos juntos”. Colombia no es solo un territorio delimitado, ni su gobierno, Colombia es el pueblo que lo compone, todos somos Colombia, y nada de lo que ocurra en este país va a cambiar si nosotros no lo hacemos primero. Si bien es cierto que hay mucho por cambiar en este país, también es cierto que si cada uno trabaja desde su interior, cada día con el propósito de ser un mejor ciudadano, uno que busque impulsar a su país, será más que evidente el progreso. Todo comienza con pequeñas acciones.

Juanita Zuleta

Querida Colombia,

Es para mí difícil creer que ésta es la primera vez que te escribo; qué egoísta de mi parte saber que durante 20 años he habitado en ti, me has brindado todo para tener una vida plena, me has permitido ser y crecer, aprender de tu historia, y soñar mi futuro, y, sin embargo, yo nunca me había cuestionado el tuyo.

Sé que te encuentras pasando por un momento lleno de incertidumbre, y que nada en este instante se divisa con claridad, pero hoy quiero decirte que sí hay algo que no ha logrado empañarse, tu grandeza. En 5 años quiero verte lleno de la alegría que siempre te ha caracterizado, celebrando tus ferias y carnavales con júbilo; quiero verte saludable, venciendo un virus que te ha obligado a guardar reposo y sacrificar muchas cosas; quiero verte trabajando, con la verraquera por la que eres conocido, ganando un sueldo justo, y no solo “suficiente”; quiero verte honrado, velando por el bienestar de todos, no llenando bolsillo de corruptos.

Quiero ver una Colombia que se levanta cada mañana con el ánimo de salir adelante, una Colombia donde las mujeres pueden caminar tranquilas por las calles y los hombres alejarse de negocios turbios, donde a los más pequeños se les garantice una educación y se les brinde lo necesario para ello, donde los ancianos reciban una buena remuneración por su exhaustiva labor durante décadas y se les cuide con igual entereza. El país más feliz del mundo, y el más desigual de Latinoamérica. No se puede ser ambos, Colombia. Es tiempo de hacer un cambio ¿Qué ha pasado contigo? ¿Es que no ves que nos dueles?

La Colombia que yo conozco no es el apellido Escobar, es García Márquez, la Colombia que yo conozco no es cocaína, es delicioso café; no son grupos armados, son jóvenes que se levantan por lo que creen. Quiero que todos los días progreses más, y no solo recibiendo premios y ubicándote en buenos puestos de rankings, sino aquí, en tu interior. Para el 2025 quiero que dejes tu enferma obsesión por el dinero, y en lugar de esto pagues tu deuda externa; quiero que veles por los derechos de las minorías y escuches lo que tu pueblo te dice; que seas creativo, te arriesgues a innovar, a invertir, a darle herramientas a la gente para que ésta no tenga que migrar para cumplir sus sueños; que dejes de ver la salud como un privilegio, y la veas por lo que es, un derecho; que te preocupes por tu hogar, La Tierra,

y dejes tus prácticas insostenibles y nocivas; que le des techo y alimento a todos tus hijos; que veles por tu fauna y flora; que dejes de codiciar lo ajeno, y de pretender que eres un país primer mundista, porque para eso te falta bastante, y que más bien, comiences a sentirte orgulloso de lo tuyo, de tus productos, empresas, y logros.

Querida Colombia, estos siguientes 4 años quiero que des todo de ti para que llegues a ser el gran país que sabemos que eres. Levántate, enfócate, y esfuérzate, que aún no llegamos, pero falta poco.

Juanita Zuleta

Respuesta a Juanita

Juanita, tu carta me pareció muy emotiva. Me gusta mucho la manera en que le escribes directamente al país, es una personificación que conmueve. Es muy bonito ver que estás llena de esperanza por el país y que eres consciente de todo lo que pasa con él. Me pone muy feliz que sientas empatía por Colombia y por sus habitantes. El amor desde el que escribes puede cambiar a muchas personas. Gracias por escribir esas palabras tan maravillosas. Esperemos que tus deseos para el 2025 se cumplan, así como yo espero que los míos también lo hagan, siento una conexión en nuestro deseo por vivir en un país mejor.

Daniela Rey

Daniela Rey. 
Estudiante de Diseño de Modas.

Juanita Zuleta.
Estudiante de Comunicación Publicitaria

ENTRADAS RECIENTES

Categoría por defecto

Algunas razones por las que los sueños no se hacen realidad

Los sueños son ese impulso inconsciente a veces o en ocasiones muy consciente que nos llevan a hacer posible eso imposible, a creer para crear, a dar lo mejor de nosotros para que se cumpla y a proyectarnos desde el bienestar físico, intelectual y espiritual que queremos, porque todo en la vida es, lo que uno se permite pensar y donde se permite estar.

Continuar leyendo »
Plataforma Otro Sentido

Pensar la educación en tiempos de virtualidad

En el inicio de esta distopía pandémica uno de los primeros procesos en hacer su repliegue al ámbito de la mediación tecnológica fue la educación, millones de niños, jóvenes y adultos alrededor de todo el mundo se encontraron de repente frente a una pantalla intentando remedar, lo que unas semanas atrás, vivían al calor humano de la presencia del otro, de los espacios y de la existencia corporal, gestual y perceptual.

Continuar leyendo »
Plataforma Otro Sentido

Una invitación para explorar. El presente que nos habita

El presente nos habita, nos interpela y refleja lo que somos, nuestro ser es en el aquí y en el ahora, no es en lo que fuimos y no es en lo que seremos, es en el presente, que es lo único que tenemos, lo que fuimos nos constituye como historia, pero no nos determina inexorablemente como lo ha comprobado la ciencia, la filosofía y laexistencia per se.

Continuar leyendo »